¿Cómo colocar pisos de porcelanato?

El porcelanato es un material altamente duradero, los especialistas afirman que resiste hasta tres veces más que cualquier tipo de piso, haciéndolo ideal para zonas de alto tránsito. Su acabado moderno y estético le dará un look especial a tu hogar, además, son muy fáciles de limpiar ya que no acumulan grasa ni suciedad. Si ya decidiste que este piso de alta calidad y durabilidad, esta es la mejor opción para ti, te enseñaremos ahora cómo instalarlo.

Herramientas

  • Cuchara de construcción
  • Llana dentada
  • Empastinador
  • Perfilador para juntas
  • Crucetas separadoras
  • Esponja
  • Balde

Materiales

  • Mezcla adhesiva
  • Fragua
  • Agua

PASO 1

Recuerda que el piso debe estar completamente limpio y sin humedad.
Para empezar, combina la mezcla adhesiva con agua en un balde, ayudándote con la cuchara de construcción, la mezcla deberá quedar fluida y libre de grumos.

PASO 2

Vierte la mezcla al piso y espárcela con la llana dentada hasta que quede homogénea. Ahora, coloca el porcelanato haciendo presión contra el piso, si la mezcla se rebalsa por los costados, retira el exceso.
Para una buena colocación no olvides usar las crucetas separadoras.

PASO 3

Cuando la mezcla haya secado, retira las crucetas separadoras con cuidado.
Limpia las juntas en toda su longitud y profundidad.

PASO 4

Una vez que estén limpias, realizaremos el fraguado.
Distribuye la pasta ejerciendo presión entre las juntas para que se puedan rellenar correctamente, estas deben quedar lisas y homogéneas.

PASO 5

Cuando la fragua haya secado, es momento de retirar el excedente con el perfilador para juntas, hazlo con ayuda de una esponja húmeda.
Para finalizar, curaremos la fragua 3 horas después de su aplicación, humedeciendo la superficie con agua.