¿Por qué incorporar una isla en la cocina?

Autor: Dario Villalba | @lacarlotamadera 4 octubre, 2016

Las islas de cocina dejaron de ser una moda para pasar a ser un mueble imprescindible en una cocina. Hoy en día, son un elemento principal no sólo por su utilidad sino también por su estética.  Y es que las ventajas que nos dan las islas son muchas. Ya no importa de que tamaño sea tu cocina, hay islas para todas las necesidades, gustos y estilos.

En esta lista de ideas enumeramos algunos de los motivos por los qué una isla será una ventaja absoluta en su cocina. ¡Allá vamos!

1. Generan espacio adicional para almacenar

Cuando los espacios son reducidos y apremia la necesidad de generar mayor capacidad de almacenamiento en la cocina, la isla puede ser una muy buena idea. Una isla con compartimentos, cajones o estantes nos puede ayudar a prescindir de muebles, alacenas altas, y muchas veces, incómodas.

En esta cocina de diseño campestre, la isla se encuentra en el centro y se mimetiza con el resto de los muebles de cocina, además, es perfectamente cuadrada y adaptada al tamaño de la misma. Por todo esto, podemos decir que si bien es una isla muy clásica, ella nos permite jugar con aspectos como el espacio y las dimensiones.

2. Ayudan con la separación de los ambientes

.

Sin duda, esta es de las principales razones por las que incorporar una isla en la cocina. En aquellos hogares donde la cocina y el comedor están integrados en un único ambiente la isla es, definitivamente, la mejor alternativa para marcar límites y diferenciar zonas.

En este caso, se ha optado por diseñar en un solo ambiente la cocina, comedor y living, integrándolas en un mismo estilo y espacio. La isla definitivamente pone la nota especial dando un cerramiento visual al área de la cocina.

3. Porque amplian las áreas de trabajo

Esta es otra razón por la cual una isla es siempre una buena opción. Ellas nos dan la posibilidad de ampliar nuestra área de trabajo, creando así, espacios más cómodos para la preparación de nuestros mejores platos. Además, algo verdaderamente interesante es que nos permite separar las áreas de trabajo y crear zonas determinados para el horno y hornallas, bacha de cocina y espacio de preparación propiamente dicho.

En esta imagen, por ejemplo, podemos ver que la isla es la encargada de alojar la zona de cocción y preparación.

4. Porque tiene muchisimas funciones

La isla es un elemento multifuncional ya que en muchos casos  es posible utilizarlas como barras donde contaremos con un práctico espacio para desayunos o comidas más informales. Además, esto aporta ese toque canchero y divertido que nos ayudará a que la cocina se convierta en un espacio más práctico y de uso diario.

Esta cocina es de inspiración moderna donde la isla posee el eje central. La combinación de madera y siles-tone blanco crean dos espacios igualmente útiles: una zona de trabajo y un desayunador.

5. Porque logran espacios más dinámicos

Sin duda, la isla sirve para generar espacios, dar fluidez a los movimientos y mayor dinamismo al ambiente. No es ninguna novedad decir que la isla nos permite movernos alrededor facilitando así la posibilidad de que varias personas se reúnan en ella sin que se genere un descontrol.

6. Porque generan cocinas más estéticas

En cocinas abiertas, la isla es un elemento básico e indispensable. En general, el estilo y los colores en la zona de la cocina son diferentes a los de la zona de comedor y la isla a nivel estético, hace la combinación entre ambos escenarios. Esto es lo que sucede en nuestro último ejemplo, una cocina de estilo rústico en colores claros que se relaciona con el comedor gracias a la madera natural que se ha colocado en la mesada de la isla.